Palacios, Casas Nobles y Museos

Reflejo de un esplendoroso pasado, los más antiguos constan de portada románica de piedra caliza como los que podemos encontrar en el barrio de las Canonjías, para dar paso después a los estilos gótico (palacio del Marqués de Quintanar, Conde de Cheste…) y a las graníticas fachadas propias del Renacimiento (palacio del Marqués del Arco, Casa de los Picos, Casa del Secretario…) y, en todas ellas el patio porticado como elemento común, con el blasón de la familia sobre las columnas.